A los boricuas les encanta el arroz con gandules, uno de los alimentos más populares en la isla del encanto. Se prepara a base de arroz blanco, aceitunas, alcaparras, gandules, salsa de tomate, hojas de baya, sofrito, condimentos y carne de cerdo o jamón. Un plato delicioso y una excelente opción alimenticia como fuente de proteínas.

El arroz con gandules forma parte de la cultura puertorriqueña porque es un plato que se ha transmitido por generaciones, donde ha adquirido sus particularidades dependiendo de cada hogar. Generalmente es el invitado especial en las mesas navideñas, no puede faltar en tan especiales festividades, aunque ya se ha vuelto un plato cotidiano en cualquier época del año, siendo degustado como guarnición o plato principal en almuerzos y cenas.

Al hablar de los orígenes de este plato, indiscutiblemente se ve la influencia de varias culturas. La cocina puertorriqueña es producto de la fusión de muchos ingredientes, entre los que se encuentran los cultivados por indígenas taínos que habitaban la isla y los que introdujeron los españoles y africanos. Por ejemplo, los frijoles eran autóctonos de la isla, el arroz, la carne de cerdo y las especies como el orégano, el comino, la albahaca fueron introducidos por los españoles y de África los gandules.

La idea de combinar estos ingredientes fue producto de la introducción de nuevas técnicas de cocción del arroz para el siglo XVI, donde se creó el tradicional arroz compuesto. Para ello se comenzaron a añadir al arroz ciertos alimentos como legumbres, carnes y el tradicional sofrito con condimentos y especias, además aprovechando los frutos de temporada como fue el caso de los gandules, naciendo este delicioso plato que era servido en ocasiones especiales.

Sin lugar a dudas el arroz con gandules es parte importante de sentir puertorriqueño donde lo más importante es la comida familiar.