Una de las recetas más clásicas de la gastronomía latinoamericana es el famoso Bistec encebollado, que se elabora con filetes marinados en una combinación de cebollas, vinagre y sofrito, cocidos en una estupenda salsa a base de tomates. Este plato es muy simple y económico por lo que cualquiera puede lucirse en su preparación.

La cocina puertorriqueña se caracteriza por platos abundantes llenos de muchos aromas y sabores donde se combinan las diferentes tradiciones culinarias heredadas de Europa, África y por supuesto de la cultura taína, en la que encontrará diversos recetas a base de carnes e ingredientes locales. En diferentes países latinos y caribeños, el bistec encebollado es una comida muy popular que no faltará en sus hogares por lo que existen muchas variaciones del plato que utilizan cualquier corte magro de carne.

Los componentes de este plato son los bistec guisados en cubos y las cebollas además de ciertos ingredientes claves como el sofrito, el vinagre y el adobo que le confieren el toque distintivo y característico de la cocina boricua a la receta. En Latinoamérica el término «bistec» se refiere a cualquier corte de carne vacuno, sin embargo en Puerto Rico se usa casi que exclusivamente para denotar el corte de carne en cubos, el cual sin lugar a dudas es el mejor por ser una carne magra y blanda.

Este plato es una opción muy económica y generalmente se prepara en los hogares puertorriqueños durante la cena o como opción principal donde se acompaña con el tradicional arroz con habichuelas o el arroz con gandules, tostones y rodajas de aguacate.