Una comida tradicional puertorriqueña incluye arroz, frijoles, carne (guiso), ensalada y tostones (rodajas de plátano frito). El arroz es el plato más común y variado. Los puertorriqueños son expertos cocineros de arroz y pueden enseñar al resto del mundo una o dos cosas sobre la variedad del arroz. Junto con el arroz, los plátanos son el acompañamiento favorito. En 500 años los puertorriqueños nunca han dejado de inventar formas de cocinar el arroz y los plátanos.

Los postres tradicionales a menudo incluyen coco y guayaba. Otros postres tradicionales incluyen el flan, el arroz con coco, el pudín de pan de coco y los besitos de coco.

Un desayuno típico consiste en café con leche puertorriqueño y pan francés tostado con mantequilla. El café con leche, muy aromático, es el “expreso”. El café es disfrutado por niños y adultos.

El café con leche es también el centro de la tradicional "pausa para el café" diaria a media tarde, a las tres en punto, que disfrutan todos, ya sea en casa o en el trabajo, durante la semana y los fines de semana.

Los alimentos suelen cocinarse en un caldero, la olla tradicional, que se utiliza para cocinar arroz y otros alimentos en Puerto Rico. Son duraderas y excelentes conductoras del calor, lo que significa que la cocción es más eficiente y menos costosa. Las tapas sellan el calor y el vapor, manteniendo las carnes, el arroz y los guisos húmedos mientras se cocinan.