Los postres tradicionales puertorriqueños son simplemente deliciosos, una variedad de exquisiteces que le harán agua la boca. Uno de los postres más emblemáticos es el tembleque, un tradicional pudin hecho a base de coco especialmente preparado para la época navideña. Pero no menos importante son los exquisitos flanes y gelatinas de frutas, las tartas, el arroz dulce y los casquitos de guayaba.

Por ejemplo, el coco es clave en la preparación de varios postres típicos boricuas, como flan de coco, pastel de coco, cremas de coco, los merengues y el infaltable arroz dulce, una especie de arroz cocido en leche de coco y especias. Ah, pero no olvide el postre que enamora a cualquiera, el tradicional Polvo de amor, un dulce hecho con la cachipa del coco tostada con azúcar.

Otro de los postres más populares de la isla del encanto son los flanes, donde figuran el flan de naranja, el flan de queso y el delicioso flan de dulce de leche. Un postre excepcionalmente perfecto que deleitará sus sentidos.

Los frutos de temporada son muy útiles para preparación de repostería como pasteles y galletas. Es el caso de los nísperos de batata, unas ricas bolas de batata dulce mezcladas con coco, canela y clavo de olor; también encontrará la suculenta tarta de naranja, la tarta de guayaba, el rico pastel de limón verde y las singulares magdalenas de plátano. Otros frutos tropicales aprovechados en la dulcería boricua son las guayabas, los mangos, el mamey y la papaya; donde las guayabas se utilizan en la preparación de pastas, jaleas, pudines y conservas en almíbar; la papaya para el tradicional y delicioso dulce de lechosa con queso y el mamey para las populares y ricas conservas de mamey que seguramente no escaparán de su lista de postres preferidos.