En la isla de Puerto Rico es muy común disfrutar de los famosos quesitos en celebraciones y reuniones,  donde sin duda son de los mejores aperitivos. También son ideales como el complemento para un desayuno rápido con un buen café caliente. Su textura crujiente y tostada hace que en cada mordida se produzca una explosión de sabores que le hará tener una experiencia simplemente sensacional.

Si bien los quesitos no son una receta originaria de Puerto Rico, se han vuelto una de las comidas más famosas y apetecidas por los puertorriqueños ya que se ofrecen en panaderías, cafeterías y restaurantes  donde puede acudir a degustar este tipo de postre que combina el sabor y la textura en un dulce perfecto.

Este tipo de postre es toda una sorpresa ya que su centro está elaborado con queso crema que en muchos casos puede mezclarse con otros sabores como vainilla, mermeladas, dulce de leche o frutos secos, lo cual le dará un toque diferente. La textura del exterior es generalmente crujiente compuesta por dulces escamas doradas producto de la azúcar glaseada que se deshacen en su boca.

En cuanto a las variantes los podrá encontrar rellenos con una mezcla de queso crema, azúcar y miel. Son bastante populares los quesitos de guayaba que llevan en su interior una crema de queso crema y pasta de guayaba. También se preparan rellenos con el toque de una buena jalea de fresa o piña.

Estos suculentos bocadillos de hojaldre son uno de las golosinas preferidas por los boricuas y sin duda dicen que no hay como los quesitos puertorriqueños que no encontrará otro igual en ningún sitio.