¿Qué atrae del plato?

Nadie puede resistirse a este exquisito platillo puertorriqueño, siendo el número uno en la gastronomía de dicho país, y es que con solo ver esa mezcla de sabor del Caribe; el chicharrón crujiente, plátanos verdes ya fritos, machacados o majados, y ese saborcito que le da el ajo, hará que se te haga agua la boca y termines ya sea comprando o haciendo este plato por tu cuenta.

Lo mejor es que esta delicia de plato se puede consumir como almuerzo, cena y bueno, básicamente en cualquier momento.

Actualmente ya existen diferentes formas de prepararse. Habiendo quienes lo disfrutan con camarones y mariscos, mientras otros eligen degustarlo con res, chicharrones de cerdo, chicharrones de pollo, jueyes, churrascos, o simplemente al estilo vegetariano. Casi siempre acompañado con un caldo o una salsa ligera.

¿De dónde viene el nombre de este maravilloso plato?

Mofongo viene de la palabra «mufuongo», que proviene del africano y fu traída por los esclavos negros; la misma, significa aplastar. Nombre que hace justicia al plato, porque justamente los ingredientes son aplastados en un mortero para lograr la consistencia deseada y poder rellenarse con los mismos componentes, y luego mezclarlo con alguna carne a elección.

En Puerto Rico normalmente se cuida que, tras machar los ingredientes, estos queden con la forma del mortero: medio círculo con su previo relleno. Aunque también hay quienes los preparan en bolitas, sin añadir un relleno para acompañarlo con platos distintos, como el pescado, pollo o res.

Pero este maravilloso plato no solo es disfrutado en Puerto Rico, sino que también se consume en países como República Dominicana.