Dip de espinacas y quesadilla

Un dip de espinaca y queso quesadilla fácil, rápido y nutritivo. El cual puedes usar para acompañar múltiples guarniciones, panecillos, galletas saladas, empanadillas, en fin, lo que prefieras.

Entradas
30 minutos
Al horno
2 Porciones

Dip o Dipping Sauce, es el nombre que se le da a as salsas que se usan para mojar otros alimentos, generalmente más sólidos. La variedad de dips que se pueden elaborar es tan amplia como ingredientes quieras utilizar, acá te dejamos este Dip de espinaca es ideal para que los más pequeños de la casa empiecen a incorporar los vegetales en su menú, y es que es tan deliciosa, que se van a chupar los dedos, te lo aseguró.

Esta receta es para hacerla en horno, pero si no tienes, o si tienes mucha prisa, puedes hacerla en el microondas. Lo verdaderamente importante a la hora de prepararlo es que uses un queso de calidad.

Te recomiendo usar un queso que en el empaque dice “Quesadilla” Este queso derrite muy bien y esos es lo que deseamos con esta receta.

Ingredientes

16 onzas de Espinacas congeladas

8 onzas de Queso crema

½ taza de Mayonesa

1 taza de Queso de quesadilla rallado

1 taza de Queso parmesano rallado

1/3 taza de Cebolla picada

2 cucharillas de Ajo picado

½ cucharilla de Sal

Preparación

Paso 1 : Para preparar este delicioso plato, el primer paso es precalentar el horno a 350 F y rociar un molde de horno con aceite en spray.

Paso 2 : Luego, se deben exprimir bien las espinacas para sacar todo el líquido y asegurarse de que queden bien secas.

Paso 3 : En un bol grande, se mezclan todos los demás ingredientes de forma integrada.

Paso 4 : Una vez que la mezcla esté lista, se vierte en el molde previamente engrasado, asegurándose de acomodarla de manera pareja en el molde.

Paso 5 : Luego, se hornea durante 15 a 22 minutos.

Paso 6 : Si se desea, se puede poner la función de “Broil” durante unos 3 minutos adicionales para quemar la parte superior.

Paso 7 : Es importante seguir estos pasos para lograr el resultado deseado en esta receta.

Paso 8 : ¡Buen provecho!